Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Mauricio Montero del Cartaginés asegura que no es un jugador “seguetero”

La historia está llena de grandes jugadores quienes derrocharon valor, compromiso, dureza y sudor en un terreno de juego. De ellos, muchos fueron leales, otros no tanto. Pero, no hay duda, que hemos visto a jugadores mal intencionados y alevosos.

El caso de Rónald Mauricio Montero, volante de contención del Cartaginés es muy particular. Es el clásico “perro de traba”, quien no da un balón por perdido y, por ser un gladiador, muchas veces se pasa de la raya en cuanto al fair play y obliga a los árbitros a sancionarlo.

Pero cuál fue su respuesta cuando nuestro compañero de Columbia Anthony Porras le preguntó, ¿Qué sí era o no un jugador “seguetero” o “hachero”?

“Yo creo que tal vez la gente por ahí a veces mal interpreta, yo siento muchos roces, pero yo no soy un jugador de tantas amarillas y cuando me sacan una amarilla, muchas veces es por reclamar decisiones arbitrales”, analizó el volante de recuperación Rónald Mauricio Montero.

“Yo siento que confunden esa parte, yo siento que siempre peleo lo mío, que siempre peleo por mis compañeros y tal vez al contrincante le molesta eso, porque la labor de uno es estar ahí de majadero, de estar hostigando al rival”, amplió el mediocampista Cartaginés.

A sus 32 años y después de pasar por Pérez Zeledón, Aserrí y Orión en la Liga de Ascenso, UCR, Alajuelense, Guadalupe y Cartaginés, continúa dando pelea a sus rivales y a los mismos árbitros quienes ya conocen su temperamento y tipo de fútbol de coraje que desarrolla, aunque a veces se pase de la raya del fair play.