Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

De gordito, triste y casi retirado hace 7 meses, a motivado, atlético y ambicioso

Esteban Alvarado estuvo al borde del retiro hace solo 7 meses, cuando estaba desempleado y nadie daba un cinco por él tras romper contrato con Liga Deportiva Alajuelense.

Ya venía de sufrir problemas laborales con el Trabzonspor de Turquía, por lo que el problema con la Liga parecía ser la gota que derramaba el vaso.

Fue entonces que surgió la figura de Jafet Soto Molina, gerente general de Herediano, quien lo invitó a cenar y, desde aquellas fotos que se hicieron virales y que derivaron en la firma de Alvarado con el Team, Esteban se montó en una curva ascendente que lo tiene jugando la Gran Final, en un nivel altísimo de juego.

Lea también: Orlando Moreira: “No duermo, preocupado por lo que dijo Marco Ureña”

"Si uno quiere tener buen nivel, buen ritmo, hay que trabajar extra", respondió, sonriente, a la pregunta sobre si está más delgado. "He perdido como 10 kilos, me cuido más con las comidas. Ahora estamos en un régimen muy disciplinado, cuidando la dieta".

"Hace siete meses estaba indeciso de si seguir o no, pero Herediano confió en mi. El ser humano se basa en su nivel de ánimo y obviamente no tenía contemplada la situación que se dio (la ruptura con la Liga). Jafet fue el que me contactó, me invitó a la famosa cena. Fue el eje central de esta operación".

Hoy se siente pletórico de motivación y desea con encono coronarse campeón con Herediano. De su futuro, dijo no saber si seguirá aquí o se irá. Aseguró que no sabe si el Toluca de México sería su destino.

Sky Costa Rica