Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

La posición de Alajuelense tras declaración del gerente de Saprissa, Víctor Cordero

“Por un escupitajo un jugador cayó noqueado”, fue la frase con la que el gerente saprissista ironizó sobre la sanción que recibió el delantero morado en el clásico de la fecha 16. Aquí la respuesta del presidente de Alajuelense, Fernando Ocampo.

El martes anterior, el gerente deportivo de Saprissa, Víctor Cordero, declaró a Columbia que la institución solicitó al Tribunal Disciplinario la revisión de la jugada en que el portero de Herediano, Esteban Alvarado, golpeó al saprissista Alexander Robinson, durante el juego del sábado pasado.   

“Hace unos días por un escupitajo un jugador cayó noqueado”, fue la respuesta de Cordero, haciendo una irónica comparación con el escupitajo del saprissista David Ramírez contra el manudo Junior Díaz, y que le costó una sanción de siete juegos al delantero del club tibaseño.

Este tema tuvo respuesta en la dirigencia de Liga Deportiva Alajuelense, a través de su presidente, Fernando Ocampo.

Lea también: A Venegas no le incomoda la etiqueta: ''Nosotros siempre somos favoritos''

“Entiendo que cada gerente hace su juego por separado, uno puede compartir o no estilos, pero hay que entender que es parte del trabajo que cada uno está desarrollando y se respeta”, declaró Ocampo a Columbia.

“De él tengo el mejor concepto, es un gran profesional, un caballero”, agregó Ocampo, refiriéndose al gerente saprissista, Víctor Cordero.

*Fotografía de Fernando Ocampo cortesía prensa Alajuelense.