Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Gregg Berhalter está que no se la cree con el equipo B de EE.UU., integrado en su mayoría por jóvenes

El entrenador de Estados Unidos, Gregg Berhalter, se mostró orgulloso después de ver como su equipo plagado de jóvenes superó la prueba de la semifinal, contra un dinámico y retador equipo de Catar, al que venció 1 a 0.

Aunque reconoció que Catar les había dominado en determinados momentos del partido y pudieron haber conseguido algún gol, antes que llegase el suyo y definitivo, también dijo que habían sabido aguantar y encontrar el momento para sentenciar con la salida en la segunda parte experimentados como el autor del gol.

El único gol del partido jugado ante más de 20.000 espectadores en el Q2 Stadium, de Auston (Texas) lo marcó a los 86 minutos al delantero del Columbus Crew Gyasi Zardes, que había entrado en la cancha 23 minutos antes.

En el minuto 61 Catar tuvo una oportunidad inmejorable de tomar ventaja con el cobro de un penalti concedido por el árbitro costarricense Juan Gabriel Calderón tras consultar el VAR.

Pero el delantero Hassan Al Haydos mando el balón por encima del travesaño.

"La forma en que fue capaz de conseguir oportunidades, tuvo un par de acciones claras al gol y eso se debe a su movimiento en el área y estaba luchando por definir", explicó Berhalter, muy origulloso de su plantel, integrado en su mayoría por jóvenes promesas de la MLS. EE.UU. no usó sus legionarios mejor colocados en Europa para este torneo.

Berhalter reconoció que un alargue no hubiese sido lo mejor para su equipo, porque había mejorado en el juego de ataque en la segunda parte, mientras que en la defensa siguió sin permitir que le hiciesen ningún gol y en lo que va de torneo solo ha cedido uno.

"Estamos aprendiendo con todos los jóvenes y no tenemos ninguna duda que buscamos mejorar en cada encuentro, de ahí que el duelo ante Catar, especialmente en la segunda parte, nos puede servir de mucho cuando el próximo domingo nos enfrentemos a México", subrayó Berhalter.

Aunque el entrenador estadounidense destacó que estaban invictos en lo que iba de torneo, lo que más le llenaba era el esfuerzo que todo el grupo había realizado hasta alcanzar las semifinales con una gran dosis de determinación, capacidad de aprendizaje y creciendo tanto a nivel individual como colectivo.

"México es un buen equipo", admitió Berhalter "Por eso los juegos contra Jamaica en cuartos y la semifinal contra Catar realmente nos ayudan de gran manera a la hora de prepararnos para la siguiente prueba que será aun más complicada porque nos vamos a enfrentar a un rival que también nos va a exigir al máximo y debemos estar preparados para aceptar el reto". 

Lea también: ''El rival nos superó'', ''me encantaría dominar cada partido los 90 minutos, pero no siempre se puede"