Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Honduras y Argentina sucumben, sufre España, brillan Brasil y México

Brasil, cuya selección mayor venía de perder la final de la Copa América contra Argentina, comenzó la defensa de su título olímpico con un triplete de Richarlison y una goleada a Alemania (4-2), similar a la infligida por México a Francia (4-1), mientras España empataba con Egipto (0-0), la Albiceleste encajaba una inesperada derrota contra Australia (0-2) y Honduras tropezaba ante Rumania (1-0).

Lea también: México golea a Francia bajo la batuta de un brillante Lainez

En los 23 minutos que van del 7 al 30 Richarlison remató un bello "hat trick" que dejaba el partido contra Alemania visto para sentencia, y la afrenta aún pudo ser más grave para los germanos, porque Cunha falló un penalti en el tiempo añadido de la primera parte. La reacción alemana, con goles de Nadiem Amiri (57) y Ragnar Ache (83) fue truncada por un nuevo tanto brasileño, obra de Paulinho en el 94.

España tuvo en Sapporo un comienzo titubeante en los Juegos, incapaz de batir la puerta de Egipto en un partido por momentos bronco que terminó con dos lesionados en La Roja, Óscar Mingueza y Dani Ceballos.

El seleccionador español, Luis de la Fuente, criticó la actuación del árbitro jordano Adham Makhadmeh porque, a su juicio, no tomó las "decisiones que se ajustaban" a las situaciones que serían castigadas con tarjeta roja, según les explicaron en una reunión reciente.

"Hoy se han producido varias de esas situaciones y sorprendentemente no se ha tomado la decisión que nos dijeron que se iban a tomar. Eso nos saca un poco de la lógica del fútbol porque no sabemos cómo comportamos y actuar en esos momentos", se lamentó.

La selección de México, en cambio, estuvo brillante en su goleada a Francia (4-1) bajo la batuta de Diego Lainez, jugador del Betis español, que puso la diferencia pese a no marcar.

Alexis Vega abrió la cuenta en el minuto 47, Sebastián Córdoba aumentó la diferencia en el 55, y una vez que Gignac anotó para Francia de penalti en el 69, Uriel Antuna (m.80) y Eduardo Aguirre (91) redondearon el festín mexicano.

Argentina empezó su andadura olímpica con peor pie todavía que España, las dos grandes favoritas a clasificarse en el Grupo C, ya que cayó frente a Australia (0-2) y Francisco Ortega fue expulsado por doble amarilla tres minutos justo antes del descanso.

Dominó el balón, pero de nada le sirvió. Australia se plantó con un 4-4-2 presionando arriba y buscando, y encontrando, los contragolpes, para terminar la jornada como sorprendente líder del grupo.

Japón se impuso por un raspado 1-0 a Sudáfrica gracias a un tanto del madridista Takefusa Kubo en el minuto 71 que bastó para inclinar el partido del lado de los anfitriones.

Por su parte, La falta de puntería de sus delanteros y el infortunio de un gol en su propia portería del lateral Elvin Oliva condenaron a Honduras en su estreno en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 contra Rumanía, que recogió el tanto inesperado y supo gestionar la ventaja con cabeza fría para llevarse el duelo (0-1).

Ni 13 disparos, tres de ellos a portería, sirvieron a una selección hondureña que siempre encontró un obstáculo de cara al gol: el portero rumano Marian Aoani, el defensor Virgil Ghita que sacó un disparo de Jorge Benguché bajo palos, o la propia incapacidad del conjunto centroamericano, caído ante una Rumanía sin su estrella Ianis Hagi, hijo del célebre Gheorge Hagi y no autorizado por el Glasgow Rangers escocés para viajar a Tokio.

Tras unos primeros minutos de tanteo, Honduras, más dinámica y osada en el ataque, generó el primer susto con un remate de Carlos Pineda llegando desde atrás que Aioani tuvo que desviar con los pies. La reacción rumana fue instantánea, con el delantero George Ganea plantándose ante el portero, pero chutó desviado.

En otras tres ocasiones volvió a probar el conjunto hondureño a Aioani, pero en todas ellas fueron intentos tiernos, hasta que un buen balón en profundidad para Jorge Benguché permitió al delantero centroamericano sortear al portero y chutar a puerta vacía, pero llegó un providencial Ghita para desviar su disparo.

El alivio espoleó a Rumanía. El equipo europeo avisó con un eslalon desde la banda derecha del lateral Andrei Ratiu acabado en un chut fuerte y raso que se marchó desviado por muy poco; y justo antes del descanso, un saque de esquina de Andrei Ciobanu acabó en el 0-1, después de que el defensor hondureño Elvin Oliva lo rematara a su propia portería, adelantándose a su portero Álex Guity.

Fuera por el gol o por algún problema físico, Guity fue sustituido en el intermedio por el arquero suplente Michael Perelló, y Honduras salió al ataque, pero sin tener las ideas claras ni generar peligro de envergadura en la meta rumana. El técnico uruguayo Miguel Falero buscó soluciones en el banquillo, y probó con José Reyes, que comenzó a inquietar al meta rumano con dos disparos lejanos, uno de ellos que obligó a Aioanu a lucirse en el minuto 67.

Con el tiempo a su favor, Rumanía se dedicó a esperar y buscar la sentencia al contragolpe. Antonio Sefer, uno de los recién incorporados, obligó a Perelló a protagonizar un paradón con un zurdazo. Ni la atajada de su portero animó a una Honduras que no encontraba las vías al gol, salvo por disparos aislados de Reyes, en un partido de final algo bronco en el que el resultado no se movió.

El resultado deja a Honduras con cero puntos, los mismos que Corea del Sur que cayó por 1-0 ante Nueva Zelanda, que colidera el Grupo B junto a Rumanía, ambas con 3 puntos. El próximo compromiso de los hondureños será el domingo 25 ante el conjunto neozelandés, y después jugarán Rumanía y Corea.