Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Con Óscar Duarte titularísimo, el Levante aseguró su decimosexta campaña en la primera división española

El Levante logró este martes ante el Barcelona (3-3) el punto que necesitaba para certificar su continuidad en Primera División y el curso que viene jugará su decimosexta temporada en esta categoría, ya que con cuarenta puntos no le puede alcanzar ninguno de los tres equipos que ocupan puestos de descenso a Segunda División.

Lea también: Las 5 flaquezas responsables del desplome del equipo azulgrana

La campaña 2021-22 será la quinta consecutiva para el Levante en Primera desde que en 2017 lograse su último ascenso a la máxima categoría del fútbol español. En ella ha sido titular indiscutible, de principio a fin, el internacional costarricense Óscar Duarte, zaguero central.

Duarte suma 27 partidos y un gol en la campaña.

El debut del Levante en Primera División se produjo en la temporada 1963-64, en la que logró la permanencia para después bajar a Segunda en 1965. Tras esas dos campañas, cuatro décadas después, el equipo jugó en la élite del fútbol español en 2004-2005.

Posteriormente lo hizo entre 2006 y 2008 para volver a hacerlo desde 2010 a 2016 y regresar en 2017 para iniciar su actual ciclo.

El entrenador Paco López, con contrato en vigor hasta junio de 2022, arrancará su cuarta temporada al frente del equipo, ya que llegó al Levante en marzo de 2018 con el curso en marcha.El entrenador del Levante Paco López destacó del empate logrado ante el Barcelona (3-3) la fe que tuvo el equipo tras el 0-2 inicial, pero también el atrevimiento que mostraron “delante de un transatlántico”.

“Hemos creído y hemos tenido fe. Con el 0-2 las sensaciones eran muy buenas y el equipo ha seguido siendo atrevidos y valiente con el balón”, remarcó en la sala de prensa.

“Hemos tenido paciencia, no todo el mundo se atreve a jugar así contra el Barcelona, aunque ellos también nos hacían daño con el balón. Había que tener convicción en que el partido iba a ser largo”, añadió López que dijo que se trata de un punto “muy valioso” que les da la salvación matemática pero sobre todo por lo que quisieron hacer e hicieron.

“Lo importante es que el equipo se ha rehecho de un resultado adverso y ha creído. Ha sido bonito porque teníamos el marcador adverso y veníamos de una racha difícil y necesitábamos seguir creyendo y recuperar nuestro ADN ante un equipo frente al que era muy difícil mostrarlo”, remarcó.

“Sabíamos que nos enfrentábamos a un equipazo que se jugaba la Liga, se había puesto 0-2 y no teníamos nada que perder”, apuntó el técnico.

López admitió que cuando llegó al vestuario en el descanso con ese resultado “había la lógica decepción” pero dijo que “con cuatro imágenes” que sacaron les demostró que “las sensaciones eran buenas y que había que creer” y se felicitó porque así lo hicieron.