Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

El Saprissa de Myers está morado de pena: Goleado en Concacaf, ya suma 10 juegos sin ganar

 

La crisis morada no para. Sigue y sigue.

Saprissa no solo cayó eliminado en Liga de Campeones de Concacaf, a manos del Philadelphia Union, sino que fue hecha pedazos en el Subarú Stadium, 4 a 0 (global 5 a 0).

La "S" al mando de Roy Myers llegó a 10 juegos consecutivos sin ganar (contando Torneo Nacional y Liga de Campeones de Concacaf). En las estadísticas hay que citar que suma 11 partidos sin triunfar de visitante, y cuatro en los que ni siquiera anota fuera de Tibás.

Glesnes estremeció el vertical derecho con un bólido dentro del área, en la que fue la mejor ocasión estadounidense en la primera mitad, que dominó el Philadelphia Union sin ser un vendaval.

La superioridad local cristalizó comenzando la complementaria, cuando Michael Barrantes derribó a Fontana entrando al área, en clarísimo penal que Monteiro convirtió en gol. 1x0 parcial y 2x0 global.

Diezmado, sin Waston, David, Mariano, Angulo, Sinclair ni Ariel, parecía misión imposible darle la vuelta al marcador con dos anotaciones y avanzar por el criterio del gol de visitante.

Y lo fue. Al 51' Przybilko se rió de la marca de Espíndola con un sólido obús de testa, tras córner primorosamente ejecutado por Monterio. 2x0 y asunto liquidado. Le caía la noche al Saprissa.

El 3 a 0 cayó poco después, obra de Fontana. La "S" era un flan, y el Philadelphia aprovechó para llenarse la boca de gol. Los morados del "Maravilloso" se desmoronaban estrepitosamente.

Con el trabajo hecho, Philadelphia Union soló el acelerador y dejó que los ticos adelantaran líneas y procuraran al menos pasarle un par de untadas de maquillaje a la serie, 4x0 global con los seis puntos en la bolsa norteamericana.

Al final, Monteiro le puso la fresa al queque del Philadelphia, el equivalente a la mosca en el bodrio morado. 4 a 0 (5 a 0 global).

Foto: Gentileza del Deportivo Saprissa.

Lea también: Con Courtois vestido de ángel, la versión más defensiva del Real Madrid sella pase a semifinales