Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Aficionados del Barcelona insultan y le reclaman al presidente del PSG su interés en Lionel Messi

La intención de llevarse a Lionel Messi a PSG ocasionó que Nasser Al-Khelaifi, presidente del campeón francés y subcampeón europeo, tenga una tensa llegada a España.

Lea también: ''Si no ganamos el campeonato, seré híper cuestionado, pero el que venga tendrá un 9, un lateral y un 5 de mucha proyección''

 

En Barcelona fue recibido por hinchas culés, quienes no dudaron en lanzarle varios insultos ante la posibilidad de que fiche a su máximo ídolo de los últimos años.

 

Sin duda alguna, el máximo mandatario del cuadro francés quedó sorprendido con este recibimiento, aunque este no pasó a mayores, ya que logró ingresar de manera rápida al hotel donde se hospedará el equipo que será rival de los de Ronald Koeman, este martes.

 

 

Lionel Messi se encuentra en la etapa final de su contrato con FC Barcelona y ha dejado claro, en más de una ocasión, que es una posibilidad dejar el conjunto azulgrana. Tras ello, PSG apuntó su nombre en la lista de pretendientes, teniendo a Al-Khelaifi como el principal interesado en ello.

 

Y es que el multimillonario empresario no tendría problemas en hacerse cargo del alto salario del astro argentino, por lo que ya habría iniciado la operación para lograr convencerlo de llegar a Francia y juntarlo con su gran amigo Neymar, con quien compartió vestuarios en Cataluña por algunos años.

 

Según las imágenes vertidas por el programa ‘El Chiringuito’, los insultos no bajaron de “Cabr**, hijo de ****”, por parte de los fanáticos del cuadro comandado por Ronald Koeman, quienes quieren agotar todas sus herramientas para hacer que el presidente del cuadro parisino de marcha atrás y no continúe con la seducción hacia su ’10′.

 

Barcelona vs. PSG se verán las caras este martes por el partido de ida de los octavos de final de la Champions League desde las 3 de la tarde (hora peruana) en el estadio Camp Nou de España. El compromiso de vuelta se desarrollará el 10 de marzo en el Parque de los Príncipes, Francia.

 

Vídeo