Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Milan sigue de líder en Italia y volvió Ibrahimovic

El español Brahim Díaz, incorporado el pasado septiembre por el Milan cedido por una temporada desde el Real Madrid, iluminó este sábado el juego del cuadro milanista y, con una asistencia para un gol del portugués Rafael Leao y un penalti conseguido, propició el triunfo por 2-0 frente al Torino con el que su equipo blindó su liderato en la Serie A.

Los hombres del técnico Stefano Pioli, que sufrieron una derrota el pasado miércoles contra el Juventus (1-3) por primera vez en los últimos 27 encuentros ligueros, se reencontraron con la victoria y suman actualmente cuatro puntos de ventaja sobre el Inter de Milán, segundo, que visita este domingo al Roma, tercero.

Titular en posición de tres cuartos, con el turco Hakan Calhanoglu que solo jugó el tramo final al arrastrar unas molestias físicas, Brahim fue protagonista con una exhibición de técnica y rapidez.

Dio la asistencia a Leao para el gol del 1-0 en el minuto 25, con un excelente toque vertical tras una gran acción personal del francés Theo Hernández. Leao la aprovechó para fulminar al meta Salvatore Sirigu, exjugador del Sevilla o de Osasuna, con un disparo con la pierna derecha.

Once minutos más tarde, consiguió un penalti con una tremenda profundización en el área saliendo de la banda derecha. Regateó a Simone Verdi y llevó al límite al delantero Andrea Belotti, poco acostumbrado a defender, quien le derribó.

Fue el marfileño Frank Kessie, con su sexta diana de la temporada, quinta desde el punto de penalti, quien lo transformó y dio una doble ventaja a los hombres de Stefano Pioli.

Sufrió más en la reanudación el Milan, con menos ritmo y acierto en los pases. Se asustó en el minuto 50, cuando el árbitro concedió inicialmente un penalti al Torino, antes de revisar la acción el VAR y revertir la decisión. Además, en esa acción, Sandro Tonali se lesionó y abandonó el campo en camilla.

Pero el cuadro milanista se salvó y pudo gestionar su ventaja hasta el tramo final, cuando Pioli dio paso a Ibrahimovic para los últimos diez minutos, para que recuperara ritmo tras más de un mes y medio de baja por una lesión muscular.

EFE

Lea también: 0-0: Osasuna y el frío congelan al Real Madrid