Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¡En venta!: Messi, Ramos, "El Kun", Di María, Donnaruma, etc.

Casi todo permanece cerrado el primer día de cada año. El mundo se recupera de las secuelas del anterior, especialmente de este 2020 que acaba de quedar atrás y que tanto daño ha hecho. Es cada 1 de enero una jornada de transición entre el que ha terminado y el que ha echado a andar. En el fútbol es distinto.

El arranque da vía libre a los jugadores que terminan sus compromisos a final de curso. Los futbolistas están autorizados a negociar su futuro con quien quieran para asegurarse el porvenir una vez concluido el contrato.



Grandes nombres, estrellas, futbolistas ilustres, jugadores reputados forman parte del escaparate internacional. Era norma habitual de los clubes tratar de impedir llegar al último año de contrato. Ampliar la vinculación de sus 'craks' para evitar tentaciones, encarecer una renovación o incentivar el intrusismo de los rivales.



Para los protagonistas es al contrario. Llegar al límite de la situación propicia el encarecimiento del producto. O cede la entidad o se marcha sin problema alguno al final del ejercicio. Oferta para cualquier pretendiente que se ahorra el pago del traspaso y la negociación. Y el jugador se embolsa para él una prima de fichaje.



También la pandemia ha tenido que ver en esto. Ha limitado el margen de maniobra de los clubes, dañados en su mayoría económicamente sin posibilidad de poder pagar grandes cifras, cláusulas de rescisión ni salarios desorbitados.



Así las cosas, el 2021 ha entrado en acción con las puertas abiertas y jugadores de renombre, inalcanzables hasta ahora, en venta.



Leo Messi encabeza la larga relación de 'gangas'. El astro argentino concluye su vinculación con el Barcelona en junio. Meses atrás nadie hubiera planeado su adquisición. Pero aquél burofax lo cambió todo. Que Messi quisiera dejar su club era impensable. Ahora, todo puede ocurrir. Una intensa historia comienza este día 1 de enero hasta que el jugador decida desvelar su futuro.



El austríaco David Alaba también forma parte de los grandes objetivos ahora asequibles igual que otros nombres ilustres como los argentinos Sergio Kun Agüero o Ángel Di María, hasta no hace mucho inaccesibles y ahora abiertos y a la expectativa de cualquier pretendiente.



Alaba fue uno de los grandes aciertos del Bayern Múnich al que llegó pronto y joven. Junto al madridista Sergio Ramos, que también acaba su compromiso con el Real Madrid en el próximo junio, son los defensas más reputados de la lista.



David Alaba ha resistido a los intentos del campeón alemán y ahora todos los grandes clubes de Europa le tienen en su agenda.



Sergio Agüero va a cumplir diez años en el Manchester City. No ha tenido continuidad en los últimos cursos y puede dejar Inglaterra el próximo verano. A sus 32 años y la idea de un último gran contrato, tiene a decisión en su mano.



Igual que su compatriota Ángel Di María, un titular indiscutible en cada equipo en el que ha militado. Con una entrega inigualable es básico en el París Saint Germain que siempre dio la espalda a cada oferta recibida por el argentino. La llegada al banquillo de su compatriota Mauricio Pochettino puede alentar su continuidad.

 

Lea también: Mercado 2021: Guadalupe comienza el año con delantero nuevo



El campeón francés tiene trabajo en los despachos. Además de Di María, el alemán Julian Draxler o el español Juan Bernat están a seis meses de desvincularse del club. Y el año próximo esta situación será para Kylian Mbappe o Neymar.



Veteranos como el uruguayo Edinson Cavani, que fichó durante un año por el Manchester United, o el sueco Zlatan Ibrahimovic, con el Milan, también esperan al 30 de junio. Aún solventes, pueden ser una solución para cualquier entidad con aspiraciones. Especialmente con el cariz que ha tomado el mercado.



También los alemanes Jerome Boateng, defensa del Bayern Múnich o Shkodran Mustafi, que jugó en el Valencia y ha iniciado la cuenta atrás en el Arsenal.



Especialmente llamativo es el de su compañero Mesut Ozil del que no hay noticias en los últimos tiempos. Uno de los jugadores más talentosos del fútbol internacional acaba su andadura en Londres, donde no va a continuar.



En Francia, el holandés Memphis Depay se resiste a ampliar su vinculación con el Lyon dado el interés, en especial, del Barcelona, para el que también suena Georgino Wijnaldum, que acaba contrato con el Liverpool en junio.



Es llamativo el caso del meta italiano Gianluigi Donnarumma. El Milan no ha conseguido ampliar su vinculación. Llegar a un acuerdo con el portero internacional, fruto de su cantera y símbolo actual en San Siro. El meta, pretendido tiempo atrás por el Real Madrid, tiene ahora la sartén por el mango y el futuro en su mano.



Sergio Ramos ilumina la relación de españoles que están desde ahora en venta. El capitán del Real Madrid no termina de concretar una renovación esperada y las especulaciones irrumpen alrededor del mercado. El compromiso con la entidad aventura un acuerdo más pronto que tarde. Igual que su compañero Lucas Vázquez cuya situación ha cambiado. Relegado tiempo atrás es ahora un fijo para Zinedine Zidane. El trabajo puede alargar su estancia de blanco.



Riqui Puig termina el 30 de junio como jugador del Barcelona. Empeñado en no salir del club azulgrana como cedido no da pistas sobre su futuro. Lleno de talento y considerado como reflejo de un estilo su devenir es una incógnita.



El Barcelona casi cuenta con Eric García que acaba su compromiso con el Mancheter City. Se le ve de azulgrana desde hace tiempo.



Menos claro es el futuro de Javi Martínez, que termina su relación con el Bayern Múnich o de Juan Mata, al que le pasa lo mismo con el Manchester United.



Desde ahora pueden negociar su destino un puñado de metas cotizados en LaLiga, como el meta portugués del Granada Rui Silva, el serbio del Eibar Marko Dmitrovic  o el checo del Sevilla Tomas Vaclik.