Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¿Cómo impidió Catar los efectos negativos por coronavirus de cara al mundial 2022?


El número de casos de coronavirus en Catar se disparó de 24 a 262, informaron autoridades ayer miércoles.

Fue visión, fue planificación o fue la suerte.  Las autoridades de la organización del mundial de Catar 2022 se dan “con una piedra en el pecho”, porque gracias a los adelantos en las obras, el impacto del coronavirus sobre los trabajadores de la construcción no fue tan grave.

“Billerera mata galán”. Los cataríes gracias a su poder económico, una vez que les otorgaron la organización de la prueba cumbre futbolística, se pusieron manos a la obra, para cumplir con la meta de estar listos en el 2021, o sea, un año antes de que se dé el pitazo inicial el juego inaugural.

Así, cada una de las ocho obras se entregó con buen tiempo.  El estadio Al-Khalifa en mayo del 2017 y el reducto Al-Janoub se había terminado desde enero del mismo año. Este esfuerzo forma parte de todo un gran proyecto catarí de promocionar y desarrollar el deporte en todo el sector.

“El deporte forma parte de nuestra cultura. Y no hay ningún evento más importante que el Mundial. Cuando tuvimos la oportunidad de entrar en la candidatura fue una época muy buena para nosotros porque fuimos muy conscientes de que este Mundial puede acelerar un cambio positivo. No solamente en Catar”, aseguró Hassan Al Thawadi, máxima autoridad de la organización del Mundial 2022 en el diario el País de España.

Para este año 2020 el reto fue entregar tres estadios más, el Al-Rayyan, Al- Bayt y el Ciudad de Educación que marchan en tiempo. También, están listos los escenarios Ras Abu Aboud, Al-Thumama y Lusail.

Este último estadio Lusail tiene una capacidad para 80 mil aficionados y será la sede del juego inaugural y la gran final.

“En toda la región. Desde 2010 hemos entrado en una época de muchas tensiones y conflictos en el mundo. El poder del deporte puede ayudar a construir puentes que unan a las personas y a las culturas. Además, el Mundial puede dejar un legado muy bueno en una comunidad como la nuestra”, amplió el dirigente.

El gobierno de Catar, también, terminó las obras del metro, que tiene la capacidad para conectar cada uno de los estadios, así como, los lugares principales de la capital Doha.

La organización Catar 2020 calcula que el mundial del 2022 tendrá más de millón y medio de visitantes,  pero fue de extrema importancia concluir las obras con buen tiempo, antes del surgimiento de la pandemia por coronavirus.