Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Con apoyo popular, petición para cancelar Tokio 2020 llega al gobierno nipón; comité organizador extrema protocolos

El abogado japonés que impulsó una mediática petición en línea para cancelar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 formalizó este viernes la solicitud ante el gobierno de la capital e instó a las autoridades a priorizar la seguridad de los ciudadanos.

Lea también: El Real Madrid no se rinde y Zidane resalta las ''buenas paradas'' de Courtois

La petición creada el 5 de mayo en la plataforma Change.org por Kenji Utsunomiya, expresidente de la Federación de Colegios de Abogados de Japón, acumulaba más de 350.000 firmas cuando el letrado presentó formalmente la solicitud hoy ante la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, a dos meses y medio de la inauguración de los Juegos.

"La celebración de los JJ.OO. debe ser bienvenida por todos, pero eso no es posible en la situación actual. Así que los Juegos deben ser cancelados", dijo Utsunomiya en una rueda de prensa tras presentar la petición y recogida por la agencia de noticias Kyodo.

Japón atraviesa su cuarta ola de covid, agravada por las nuevas cepas más contagiosas, la lentitud de la vacunación y la limitada disponibilidad hospitalaria para estos pacientes, que llevaron a la declaración de un estado de emergencia en sus regiones más pobladas, incluida Tokio, y que el gobierno decidió hoy ampliar a más zonas.

"Acoger los Juegos Olímpicos y Paralímpicos causará un movimiento masivo de gente y seguramente pondría en peligro no sólo la salud de los japoneses sino de aquellos que vengan al país por el bien de los Juegos", reza el texto de la petición, redactada en japonés, inglés, francés y alemán.

Utsunomiya dijo haber remitido la petición también al Comité Olímpico Internacional (COI) y al Comité Paralímpico Internacional (CPI), y que continuará reuniendo firmas hasta que se cancelen.

La petición de Utsunomiya ha sido especialmente mediática por su amplia difusión en redes sociales. Según señaló Change.org la semana pasada, se ha convertido en la de más rápido crecimiento desde que la versión japonesa de la plataforma se lanzara en 2012.

Este sentimiento antiolímpico es otro bache para los organizadores de Tokio 2020, que lidian con la estructuración de unos Juegos atípicos y con la necesidad de dotarse de suficiente personal médico en un momento en que el sistema sanitario nacional se encuentra bajo gran presión, entre otros problemas logísticos.

Según relevó hoy la ministra nipona a cargo de los JJ.OO., Tamayo Marukawa, hasta el momento 45 municipios han abandonado el programa de ciudades anfitrionas para acoger a atletas en las semanas previas al campeonato debido a la preocupación por la pandemia.

De acuerdo a la información compartida por Marukawa, de ellos 32 decidieron suspender el programa después de que los que iban a ser sus huéspedes les notificaran que no viajan hasta allí.

Hasta abril había inscritos en el programa 528 municipios. 

 

MINIMIZAR RIESGOS

El comité organizador de Tokio 2020 señaló este viernes su intención de minimizar el número de representantes extranjeros de comités, federaciones y otros organismos invitados a Japón con motivo de los Juegos, con vistas a reducir el riesgo de contagios de covid.

La presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto, afirmó hoy que Tokio 2020 "tiene en mente" reducir la asistencia de representantes extranjeros dentro de lo posible, y se mostró partidaria de tomar esta medida "en coordinación con los comités Olímpico y Paralímpico internacionales", durante una rueda de prensa telemática.

Los anfitriones de los Juegos aspiran a que visiten Japón unos 90.000 representantes extranjeros, la mitad de la cifra que se tenía prevista antes de posponer el evento el año pasado, señaló por su parte el director ejecutivo de Tokio 2020, Toshiro Muto, en una entrevista a la agencia local Kyodo en la víspera.

Muto señaló que la cifra final podría ser aún más baja, y dijo que esta medida va en línea con los esfuerzos de "simplificación" de los Juegos que el Comité Olímpico Internacional viene promoviendo desde que el evento se retrasó a raíz de la pandemia.

"El número definitivo podría ser muy bajo, si se decide tener en cuenta solo a los representantes sin los cuales los Juegos no podrían celebrarse", dijo Muto.

PREOCUPACIÓN Y RECHAZO DE LOS JAPONESES

Los organizadores están haciendo "todo lo posible" para garantizar que los Juegos serán seguros y para "abordar la preocupación del público sobre este tema", dijo Hashimoto.

"Necesitamos asegurarnos de que seremos capaces de tener a los visitantes extranjeros en una burbuja y de tomar medidas para asegurar la seguridad no sólo de los visitantes, sino del público en Japón", afirmó Hashimoto, en alusión a las medidas de limitación de movimientos que se aplicarán a quienes viajen a Japón para los Juegos.

Estas restricciones se aplicarán a los atletas, quienes sólo podrán desplazarse entre la Villa Olímpica u otros lugares de alojamiento y las instalaciones de entrenamiento y competición, así como a periodistas foráneos o a representantes de comités y federaciones.

Hashimoto también señaló que "está al tanto" de la inquietud de los japoneses de cara a los Juegos, y dijo que los organizadores "deben tomarse la situación muy en serio" para poder llevar a cabo el evento pese a la pandemia.

Este mismo viernes, una petición firmada por más de 350.000 ciudadanos para cancelar los Juegos fue presentada al Gobierno de Tokio, una iniciativa impulsada por Kenji Utsunomiya, el expresidente de la Federación de Colegios de Abogados de Japón, y lanzada a través de la plataforma en la red Change.org.

En la víspera, el Sindicato Nacional de Médicos japoneses presentó otra petición al Ejecutivo central para que se cancelen los Juegos Olímpicos, alegando que suponen un riesgo por la posible llegada y propagación de nuevas cepas de la covid-19