Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Inaudito: Puntarenas perdió 7 años sin aprovechar ₡200 millones para el Lito Pérez

Icoder aprobó el dinero en la administración de Laura Chinchilla, pero al día de hoy el estadio luce en condiciones deplorables. Columbia se adentró en el caso. 

El hoy diputado Carlos Ricardo Benavides y en aquel entonces Ministro de la Presidencia, lo califica como “absurdo e inchorente”.

Lo que en su momento él promovió y que posteriormente fue aprobado, no ha sido utilizado 7 años después.

En 2012 el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación aprobó ₡200 millones para la Municipalidad de Puntarenas, los cuales originalmente iban a utilizarse para rehabilitar la gradería sur del Estadio Lito Pérez y el techado de la misma.

Entre complicaciones de la Municipalidad de Puntarenas para cumplir con los requisitos para recibir el dinero y los procesos de licitación, en 2018 empezaron las obras en el reducto.

“En un inicio los 200 millones era para reforzamiento de las graderías del sector sur del Lito Pérez. El trabajo inicia el año antepasado, comienza a trabajarse diciembre, enero, febrero, marzo y abril. En abril cuando estaban en la parte del pilotaje, reforzando las columnas que sostienen la gradería, pero se topan con que el estudio de suelo nos da una capacidad de soporte, ciertos estudios referentes a cómo se debe mejorar y en el hecho nos topamos con otra cosa”, contó a Columbia Mariano Campos, Ingeniero de Icoder.

“Llamamos a la empresa que hizo el estudio de suelos, se les dice lo que está ocurriendo, les decimos que nos topamos con algo diferente. Se les solicita que hagan un rediseño tomando en cuenta los materiales que se habían comprado, ellos hacen un análisis, vuelven a hacer un planteamiento y desgraciadamente se duplica la suma que se necesita para la reparación”, amplió Campos.

Luego del estudio de suelos erróneo, los trabajos duplicaron su costo. Lo que origalmente costaba ₡200 millones, pasó a costar el doble ya con el estudio certero de lo que costaría la reparación de la gradería y los 6 años que habían pasado desde que el dinero fue originalmente otorgado.

“El Icoder dijo no, ustedes lo que tienen pagado y bien hecho se les va a reconocer, lo que no es esta parte correspondiente que no se puede pagar porque no alcanza la plata. La obra quedó en una parte del reforzamiento, pero la parte de los micropilotes no se pudo hacer”, recordó Mariano Campos.

¿Qué dice el Alcalde del momento?

Columbia le consultó a Randall Chavarría, el alcalde de ese momento, quien fue relevado este año.

Según Chavarría, lo gastado en los trabajos preliminares fueron ₡60 millones, sin embargo el restante monto está aún en arcas municipales para la actual gestión encabezada por el nuevo alcalde Wilberth Madriz.  

“Los recursos que teníamos no eran suficientes, pues se habían invertido en el pago de pilotes y en el pago de las obras realizadas por la empresa. El saldo del presupuesto eran 129 millones y algo, por lo que se tomó la decisión que como no alcanzaba para las mejoras en gradería sur, mejorar la parte de gramilla, camerinos y el área de graderías de norte del estadio”.

“Esos dineros se metieron en el presupuesto ordinario del 2020”, manifestó Chavarría.

Fotografías cortesía de Cristian Campos: