Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » ¡Ánimo, Génesis! Que este no sea tu Apocalipsis: El ejemplo del indestructible Hermidio

¡Ánimo, Génesis! Que este no sea tu Apocalipsis: El ejemplo del indestructible Hermidio

¡Ni un paso atrás! ¡Adelante!, que lo que no destruye, fortalece. De esto podés salir mejor portera y persona. Te cuento el caso de Hermidio Barrantes, para mi gusto personal, el mejor arquero del torneo nacional en la década 1990-1999. Inmune al "choteo", que le dijeran "Doña Rotunda" más bien lo fortaleció más

by Eduardo Baldares

Costa Rica se comió tres goleadas en la copa planetaria sub20 femenina que organiza con mucho éxito.

Apartando lo logístico-administrativo, que se gana nota 10, la “sele” sí se vio mal, pero toda ella. El conjunto.

Falta de dinámica, groseros errores de todo el sistema defensivo, sin generación en ofensiva y una notable inferioridad física comparada con Australia (1-3), España (0-5) y Brasil (0-5), se les vio arrastrando piernas en los últimos minutos de todos los partidos.

Y, sin embargo, la artillería de la “chota” se ha descargado sobre la portera Génesis Pérez. Ciertamente tuvo fallos, pero fue tanta la metralla que tuvo que enfrentar que también le dio tiempo de realizar tapadas espectaculares, como el penal detenido contra Brasil.

Aunque el DT José Catoya se haya equivocado al no convocar a la legionaria Sharon Corrales, de América de Cali, tampoco creemos que sea un inepto para habérsela jugado de gratis por Génesis. Es un hecho que el venezolano le vio condiciones, creyó en ella.

Seguramente su rendimiento en los entrenamientos hizo que se ganara tal confianza que prescindió de Corrales. Pero Pérez nunca había jugado con más de 20.000 personas “in-situ” y el planeta-fútbol apuntándole vía televisión. Entre las hipótesis que explican sus yerros podría estar la falta de roce de este nivel.

Así que, Génesis, ¡ni un paso atrás! ¡Adelante! ¡Ánimo!, que lo que no destruye, fortalece. De esto podés salir mejor portera y persona. Te cuento el caso de Hermidio Barrantes, para mi gusto personal, el mejor arquero del torneo nacional en la década 1990-1999.

Barrantes fue destrozado por prensa y afición tras jugar el partido de octavos de final contra Checoslovaquia, en Italia 90, que Costa Rica perdió 4 a 1. Era su debut en un partido oficial de semejante envergadura y le tocó durísimo, sustituir al mejor guardameta de la primera fase, Luis Gabelo Conejo, quien se lesionó contra Suecia.

Más presión, imposible. Y el equipo no le ayudó. En tres goles la defensa dejó que el gigante Tomas Skuhravy lo fusilara y el otro fue un trallazo al ángulo superior izquierdo de Lubos Kubic. Y, sí. Aunque no tuvo culpa en ninguno de los goles, y más bien realizó tres paradas increíbles, Hermidio fue despellejado, al punto que no pudo subir a la carroza ni ser parte del desfile de la “Sele”… ¡porque lo amenazaron de muerte!

En esas épocas trascendió un anuncio de la lotería nacional en la que gente del pueblo disputaba un partido y la portera era una viejecita llamada “Doña Rotunda”, a la que marcaban un gol por horqueta… ¡Y ese apodo le endilgaron al pobre de Hermidio!

¿Y qué pasó? ¿Se echó a morir? ¿Fue el apocalipsis de su carrera? ¡Noooooooooooo! Todo lo contrario. Fue el porterazo titular del Municipal Puntarenas, aquella Naranja Mecánica que peleó lideratos a principios del los noventas; además, quedó campeón y Mejor Portero con Herediano en el 93, saltó al Cartaginés y quedó subcampeón nacional y Mejor Portero, se lució en la Copa Interamericana contra Vélez y fue titular de la “Sele” camino a Estados Unidos 94 y alternó con Erick Lonis rumbo a Francia 98.

Entraba a los estadios rivales y se paseaba detrás de los marcos “enjachando” a los aficionados para que le gritaran de todo, y parecía nutrirse del “Doña Rotunda hijo de…” para atajar mejor. Convertía los insultos en adrenalina. Una vez en el Ricardo Saprissa le tiraron unos anteojos de payaso y en lugar de enojarse se los puso y atajó así un par de minutos. Otra vez le arrojaron unas papas tostadas y se las comió en medio partido. ¡Arquerazo, y con una personalidad de hierro!

Hablá con él, Génesis. Alimentate de esa experiencia de Hermidio. Como él, estoy seguro que vos tenés todas las condiciones para triunfar. ¡Sí se puede!

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware