Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » 1×1 tico: Bennette se puso la capa de héroe… Alvarado y Venegas, los antifaces de villanos

1×1 tico: Bennette se puso la capa de héroe… Alvarado y Venegas, los antifaces de villanos

La "Sele" ensayó contra un rival de endiablada dinámica lo que sería su planteamiento en la justa planetaria de fin de año. El marcador fue 2-2. Aquí, las valoraciones individuales:

by Eduardo Baldares

Costa Rica se sometió a prueba contra 11 rivales que parecían 22 por dinámicos e intensos, por veloces y potentes además de técnicos. Corea del Sur juega a 200 kilómetros por hora. Y llegó hasta 250, espoleado por la afición que atiborró hasta las torres el Deokyang Eoulim Nuri Stadium. Entonces, del simulacro Luis Fernando Suárez sacará conclusiones trascendentales no solo de cara al duelo contra los “Samuráis Azules” de Japón, por sus evidentes similitudes con el rival de este viernes, sino que vale también para los pulsos ante España y Alemania, tan o más avasalladores que los asiáticos, pero, claro está, con diferencias estilísticas: apóstoles del “toque-toque” los ibéricos y cibernéticamente bien programados los germánicos. A la tica, defendiéndose como gato panza arriba, sin dejar de lanzar peligrosos zarpazos con base en talento y movilidad, así se planteó la Tricolor. Lo táctico, bien. El 2-2, aceptable. Se pudo y se debió haber ganado. ¿Y lo individual? En el pináculo, Jewisson Bennette, con su doblete. Cuando sale de la lámpara, brotan genialidades. Notas altas para los centrales, además de Joel (como siempre) y Zamora (¡gran debut!). En el abismo, Esteban Alvarado, con su tercera torpeza del último mes: penal regalado al Alajuelense, pifia aérea frente al Saprissa y, ahora, tonta expulsión ante Corea del Sur que derivó en tiro libre y 2 a 2 (¿Le volvió a abrir la puerta al “Osito” Moreira?). Acompañándolo allá abajo, Johan Venegas, otro con traje de villano con su club y con la “Roja”. Botó lo que hubiese sido el 1-3, el gol que habría cambiado la historia, y recuérdese lo que hizo en el clásico, cuando dejó diezmada a la Liga por reclamar.

Esteban Alvarado: Poco qué hacer en el 1 a 0, al 27′. Potente y rastrero. Jugaron tan bien sus zagueros, que no se tuvo que emplear a fondo tan frecuentemente. El horizontal lo salvó al 67′. Grave error al 80′. En lugar de despejar con el pie fuera del área, le metió la mano al balón y se fue expulsado.
Carlos Martínez: Frente a los surcoreanos hay que plantarse firme porque son como relámpagos. Salvo en la acción del gol, cuando le dio la espalda al rematador y ni siquiera se barrió, por lo demás cumplió defensivamente.
Óscar Duarte: El peso le cayó encima a él y a Calvo, tapando goteras. Llegó tarde a la cobertura en la apertura del marcador, pero como salvo mil disparos, aprueba con creces.
Francisco Calvo: Multiplicándose, sudando la gota gorda. En la mayoría pudo salvar a sus compañeros desbordados. Su nivel crece como la espuma. Construyó un valladar donde rebotaron los balones antes de llegar a los dominios de Alvarado.
Bryan Oviedo: Con énfasis defensivo, procuró sacarle el máximo jugo a sus escasas incursiones en campo rival. Providencial recorte en la inicial.
Daniel Chacón: Juego durísimo contra un rival que aprieta desde la salida. En 10 minutos era claro que necesitaba más ayuda en recuperación. Aunque perdió una bola en salida, no desentonó. Parece un veterano. ¡Qué futuro! Sustituido por Roan Wilson al 46′.
Celso Borges: Como mariscal de campo, tuvo la difícil misión de darle posesión a una “Sele” asfixiada por un rival agobiante en el “pressing”. Cuando salió Chacón, se echó para atrás para hacer él mismo de contención.
Joel Campbell: Empezó de mediapunta, pero como no le llegaba nada tuvo que retroceder a tratar de acarrear y, además, sacar agua del bote. Sacó la varita mágica para comenzar desde el mediocampo lo que sería el segundo gol tico. Fue quien habilitó a Zamora. Le puso un “tome, métalo” a Venegas, pero este arruinó la jugada con una pésima definición. Sacrificado, salió de cambio tras la expulsión del portero, Alvarado.
Gerson Torres: Se tuvo que echar atrás para colaborar con Carlos Martínez. Anotó, pero por culpa de Anthony Contreras se lo anularon porque el “7” estaba adelantado e interfirió. Fabulosa asistencia a Bennette para empatar antes de la tregua. Reemplazado por Zamora al 46′.
Jewisson Bennette: Metido de lleno, trató de ayudarle a Oviedo a clausurar su banda. Y, en ataque, consiguió el 1 a 1 al cerrar un gran centro de Gerson Torres. El extremo del Sunderland está enchufado. ¡Figurón! Clavó el segundo al 64′, estilo “killer”, empujando la bola tras rechace del arquero coreano.
Anthony Contreras: Frente a un equipo que no deja jugar, se presuponía que tendría pocas opciones. Quizá por esa ansiedad, incurrió en “offside” al tratar de cabecear un tiro de Gerson Torres que iba para adentro. Bien anulado. Participó en el 1 a 2. Su cabezazo lo rechazó el portero y Bennette la mandó a guardar.

Relevos:

Álvaro Zamora: Ingresó por Gerson al 46′. Calidad le sobra. Abastecido por Campbell, dio un gran centro de globito, testarazo de Contreras, rebote del guardatubos y gol de Bennette. Armó otro jugadón con Joel Campbell y que debió ser gol… Pero Venegas la mandó a Filipinas.

Roan Wilson: Entró por Chacón al 46′. Entonces, Celso se echó para atrás y él asumió la posición que tenía Borges, de mixto, de eslabón entre recuperación y salida. Le costó entrar en ritmo internacional.

Anthony Hernández: Ingresó por Bennette al 65′. ¡Puntarenas al anaranjado vivo con el ingreso de su consentido!

Johan Venegas: Entró por Contreras al 65′. Espantoso, terrible cómo perdonó el 1-3 al 72′, solo, absolutamente solo frente al marco tras una pared grandiosa entre Joel y Zamora. Habría sido un golazo de elaboración. Lástima. Habría sido el 1-3. Habría cambiado la historia.

Keysher Fuller: Ingresó por Martínez al 78′. Puesto por puesto.

Patrick Sequeira: Entró por Campbell al 80′. Tras la torpe expulsión de Alvarado, al 80′, le tocó entrar justo antes del cobro de un tiro libre peligrosísimo, al borde del área… Y fue el 2-2. Un trallazo al poste que teóricamente él debía cubrir. Se quedó estático.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware