Banner Top

Los Miami Flamingos quieren ser la revelación de los deportes electrónicos

  • Published in Tecnología

Seis latinoamericanos conforman el primer equipo profesional de deportes electrónicos del sur de Florida, los Flamingos, que aspiran a ser la revelación de este año en los llamados "e-Sports" y ya entrenan para su presentación en mayo ante uno de los mejores equipos del mundo, el SK Gaming.

El argentino Jonathan Muñoz, apodado "JonyBoy" en el mundo digital y capitán de la escuadra, dijo hoy a Efe que los Flamingos quieren ser "como el Leicester City" que ganó la liga inglesa de fútbol la temporada pasada.

El videojuego de acción "Counter Strike: Global Offensive" es la especialidad de tres argentinos, un colombiano y un chileno que en dos semanas afrontan su primera prueba de fuego real, el torneo "Starladder", que otorgará alrededor de 300.000 euros (315.000 dólares) en premios.

En plena fase de engranaje de piezas para encontrar su juego, los Miami Flamingos, entrenados por el ítalo-argentino Eugenio Mongi, alias "Kam1kaze", intentarán "pasar la fase de grupos y alcanzar las eliminatorias" de un campeonato que les servirá para adquirir "experiencia" ante jugadores que ya llevan juntos "desde hace años".

Uno de sus objetivos es estar listos para su presentación en sociedad, que tendrá lugar en Miami el próximo 20 de mayo ante el SK Gaming, actual número 2 de la clasificación mundial del "Counter Strike: Global Offence".

El SK Gaming, equipo de capital alemán compuesto de manera íntegra por jugadores brasileños, ganó dos millones de dólares en premios en 2016 y tiene a su líder, Gabriel "FalleN" Tolado, en la prestigiosa lista "30 por debajo de los 30" de la revista Forbes.

Los Miami Flamingos empezarán desde cero pero quieren emular a estas potencias mundiales y poner en el mapa a los países de habla hispana de América.

Junto a "JonyBoy", los argentinos Guillermo "Guishorro" Areco, Matías "Tutehen" Canale, el colombiano Juan Esteban "SickLy" Valencia y el chileno Cristian "Proxure" Rojas pretenden "cumplir el sueño" de muchos compañeros que se cayeron por el camino.

Las temidas tendinitis son el peligro fundamental de las carreras de estos deportistas de la era "millenial" que cuentan entre 23 y 25 años de edad y cuidan su preparación al detalle.

Dedicación total y constancia son las claves para triunfar en una modalidad que, como ellos mismos reconocen, es lo que le gustaría hacer a cualquier niño apasionado por vídeojuegos como "Counter Strike", "League of Legends", "Hearthstone", "Dota2" y "Overwatch", todos ellos con competiciones a nivel mundial.

Enfundados en sus camisetas oficiales rosas y negras y con cinco computadoras frente a ellos, los Miami Flamingos entrenan durante todo el día en su cuartel general, una vivienda de la ciudad de Doral, en el área metropolitana de Miami, donde viven todos juntos para "unirse como equipo" cada vez más.

La idea de crear un equipo latino de deportes electrónicos en Miami nació hace unos meses, cuando un grupo de empresarios liderados por Sergio Codino y Nancy Clara pensaron en armar una selección de los mejores jugadores latinoamericanos del momento.

Brasil cuenta con cinco equipos profesionales, pero el área hispanohablante aún no tenía un estandarte en los deportes electrónicos.

Para los elegidos, que ya se habían cruzado las caras como rivales en el pasado, se trata de una "gran oportunidad" que esperan devolver con éxitos para que siga por mucho tiempo.

La convivencia es una práctica habitual de este nuevo tipo de deportes, cuyo mercado podría alcanzar los cien mil millones de dólares en 2017 según informes y atrae a empresas como la norteamericana Visa, que patrocina a SK Gaming.

Jonathan Muñoz pronosticó que la "bomba" de 2017 será la entrada de los equipos de fútbol en los "e-Sports". El Paris Saint Germain francés contrató un equipo del videojuego "League of Legends", otra de las categorías punteras.

"Los equipos tienen el dinero para hacerse con jugadores de primer nivel e intentan que sean jugadores de su país", afirmó Muñoz, que apuntó que el FC Copenhagen compró el Astralis danés y que el Bayern Munich estuvo interesado en el SK Gaming.

En España, el Valencia CF fue pionero de una idea que también ha llamado la atención de Boca y River en Argentina, según Jonathan Muñoz.

Más de 80.000 personas vieron en directo la última final del mundial del "League of Legends" y los deportes electrónicos, una industria en expansión continua, llegan a tener una audiencia de 148 millones de espectadores alrededor del globo en sus eventos importantes.