Banner Top

Trump exigió a Putin "acabar" con injerencia rusa

  • Published in Internacionales

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió a su homólogo ruso, Vládimir Putin, "acabar" con la injerencia en el sistema político estadounidense, según explicó en entrevista la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

"(Trump) mencionó inmediatamente el asunto de las injerencia electoral y lo hizo por una razón; primero, quería mirarle a los ojos y decirle: sí, sé que intervinieron en las elecciones; sí sabemos que lo hiciste y tiene que acabar", aseguró Haley.

Esta versión de la reunión mantenida entre los dos mandatarios en paralelo a la cumbre del G20 de Hamburgo (Alemania) ayer, difiere ligeramente de la dada por el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y es contrapuesta a la ofrecida por Rusia.

Tillerson aseguró que Trump inició la reunión, que duró dos horas y cuarto, con el asunto de la injerencia rusa en las elecciones en la que se impuso Trump, y "transmitió la preocupación del pueblo estadounidense sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016".

Las agencias de inteligencia estadounidenses dan por probado que Rusia filtró informaciones durante la campaña con la intención de afectar las posibilidades de la candidata demócrata Hillary Clinton, mientras que se investiga la posibilidad de que operativos de la campaña de Trump se coordinaran con representantes del Kremlin.

Putin dijo hoy que Trump se mostró de acuerdo en la reunión de que Rusia no tuvo nada que ver en los intentos de afectar al resultado de las elecciones del pasado noviembre.

Trump, por su parte, ha sido reticente a reconocer el papel de Rusia en la injerencia electoral en público y durante la cumbre llegó a decir que "nadie sabe con certeza" si el gobierno ruso orquestó las operaciones de infiltración cibernética.

Haley, que no es la primera vez que se desvía de la línea argumental de Trump, dijo en varias entrevistas televisivas que se emitirán en su integridad el domingo que no hay duda que Rusia ha intentado influenciar en procesos electorales en Estados Unidos y otros países.